Saltar al contenido

Sin azúcar

  • Hoy tenemos una de esas recetas que tanto nos gustan, ricas, sanas y rápidas y fáciles de hacer, una mermelada sin azúcar.

Normalmente a mí las mermeladas me empalagar mucho, llevan mucha azúcar y se hacen pesadas. Cuando probé esta me encantó, no descarto hacerla con otras frutas distintas. Además, te la comes sin sentimiento de culpa, ya me entendéis, verdad?

Ingredientes:

  • Un kilo de manzanas, de una variedad que sea dulce,y que estén maduras.
  • Dos litros de agua.
  • Una rama de canela.
  • Nueve láminas de gelatina neutra.

Empezamos:

Lavamos muy bien las manzanas, las pelamos y quitamos el corazón. Las manzanas las trocearlos y reservamos.

Ponemos los dos litros de agua en una olla con las pieles y corazones de las manzanas, una vez que empiece a hervir lo mantendremos en el fuego unos 30 minutos.

Colamos el caldo de la cocción, reservamos un vaso, y echamos las manzanas troceadas y la ramita de canela en el resto y lo llevamos al fuego otra vez. Lo tendremos hasta que las manzanas estén bien blanditas.

En el caldo que hemos reservados ponemos las láminas de gelatina y dejamos que se disuelvan bien.

Cuando las manzanas estén blanditas, les quitamos el caldo que les quede y trituramos con la batidora. Añadimos el vasito de caldo con las láminas de gelatina y trituramos más.

Lo echamos en unos tarros o tupper, sin cerrar hasta que se enfríe, y metemos en la nevera.

Si los queremos conservar por más tiempo les podemos dar el baño maría, pero hay que tener en cuenta que al no llevar azúcar, el tiempo de conservación es menor.

Pues ya tenemos todo listo para desayunar mañana unas deliciosas tostadas. Deseando que me contéis si la hacéis, con qué frutas probaríamos a hacerla??