Saltar al contenido

4

Hemos hecho un experimento y ha funcionado!! Por eso os lo queremos enseñar, para que vuestros niños puedan disfrutarlo, asombrarse y pintar, pintar y pintar!! Hemos hecho acuarelas flourescentes!!!

Hacer estas acuarelas es facilísimo, y tendríais que haber visto la cara de Carla cuando le dije que íbamos a hacer una pintura que brilla con la luz oscura, se puso hasta nerviosa, decía que estaba emocionada!! Jejeje, ahora me repite mucho esta frase cuando está contenta.

Sabéis que nos gusta mucho pintar, hemos probado muchas formas, de muchas maneras, y siempre o casi, casi siempre acabamos con las manos, cualquier excusa es buena para pringarnos!!!

Bueno, vamos al lío, que me empiezo a enrollar. Para hacer estas acuarelas flourescentes solamente necesitamos rotuladores fluorescentes (los colores que más nos gusten), unos cacharritos donde la vamos a hacer (uno por cada color), un poco de agua y una pizca de alcohol.

Pintar

Bien, ponemos cada mina en uno de los cacharritos, le añadimos un poco de agua y unas gotas de alcohol a cada uno. El alcohol hace que el proceso para perder el color la mina sea más rápido, así el agua se tiñe en unos pocos minutos. Si lo hiciéramos por la noche para el día siguiente, no haría falta echarle alcohol. Las minas se quedarán blancas completamente, y ha llegado el momento de disfrutar!!

Nuestra mesa de luz no tiene color negro (donde mejor se vería), hemos cogido este color rosa en su tono más oscuro, también probamos en azul oscuro, pero nos gustó más el rosa.

Os gusta? Tenéis que probarlas! Si es así contarme!

 

2

Todas las que nos conocéis sabéis de sobra que las pinturas son nuestro material favorito, cada vez que sacamos las pinturas de dedos, témperas, todos los colores, se para el mundo!!

Hace unos meses, descubrimos las acuarelas y también nos gustaron mucho. Hicimos pintura con yogur y colorante alimenticio, y más de lo mismo, diversión total. Con la pintura galáctica disfrutamos de lo lindo. Todo esto me lleva a la conclusión de que lo que nos gusta es "marranear", ensuciarnos, tocar, sentir, crear, en fin, disfrutar, como a todos los niños.

Con Marina estamos empezando a trabajar los colores, "esta pelota es roja", "el pantalón rojo es muy bonito", Ella, poco a poco irá asimilando la cualidad en cada objeto rojo que vea.

A Carla, sin embargo, le interesan otras cosas, claro. Vamos a hacer juegos donde mezclamos los colores, lo hacemos con distintos materiales y de distinta forma. De esta manera, para Ellas será un juego, distintos puntos de vista sí, y yo tendré dos objetivos distintos, uno por cada una (esto no se lo contéis, que no se enteren, jeje).

Mezclamos las témperas

Sólo nos hace falta unas témperas de los colores que queramos utilizar, algún tipo de cubilete donde hacer la mezcla y unos palillos para mezclar.

Podréis imaginar que con los colores que hicimos creamos varios dibujos!!!

Mezclamos colores líquidos

Colores Colores

Aquí necesitamos agua, colorante alimenticio, cubitera y cuentagotas. Nosotras hicimos cuatro colores, pero podéis hacer todos los que queráis, y tan sencillo como ir probando qué color sale si mezclamos éste con aquel otro.

Mezclamos plastilina

Hemos cogido pedacitos, del mismo tamaño, de plastilina, e iniciamos nuestra mezcla, amasando, poco a poco, con paciencia. Nos han salido unos colores que no teníamos y muy chulos. A Marina no le gusta mucho la plastilina aún, la toca, pero como un poco de lejos...

Mezclamos en la mesa de luz

Con palos de helado y papel de plástico, hicimos los tres colores primarios, después en la mesa de luz descubrimos qué colores aparecían al mezclarlos entre ellos. Esta actividad nos gustó mucho, ya sabéis lo que pienso de la mesa de luz. Si queréis ver más actividades en ella, mirad aquí.

Mezclamos pintura de dedos, sin mancharnos!!

En bolsas para congelar echamos un poco de témpera, nosotras hemos puesto dos colores por bolsa, pero eso a gusto. Rodillo en mano y a mezclar!!

Con estos juegos hemos aprendido que si añadimos negro a cualquier color, éste oscurece, con el blanco pasa justo lo contrario. Además descubrimos qué color se obtiene al mezclar rojo y amarillo, rojo y azul,... Pero lo mejor es que lo hemos pasado muy bien.

Les gustan a vuestros peques las pinturas, la plastilina, las mezclas, mancharse?? Contarme otros juegos con colores, así aprendemos unas de otras. Y si os gusta no dudéis en compartirlo.

Sé que la mesa de luz va a ser uno de los regalos estrella en estos Reyes Magos. Esta mesa o caja es un regalo que va a gustar tanto a los niños como a los papás. Yo la uso para calcar los patrones de costura.

Hay muchos blogs que os contarán sobre los beneficios técnicos, educativos. Yo os voy a decir los beneficios que más me gustan.

  • Aumenta la curiosidad de los niños.
  • Favorece el juego libre y la imaginación.
  • Crea un ambiente muy especial.
  • Se pueden hacer muchas actividades de temas muy diferentes, el disfrute está asegurado, visualmente es muy llamativa.
  • Favorece la atención y concentración en las actividades.
  • Experimentación cromática. Podemos experimentar con papeles translúcidos, acetatos, paletas, incluso si colocamos un papel film podemos pintar encima.

La edad ideal para empezar a utilizarla es, ni más ni menos, que igual que todo lo demás, hay que seguir al niño, depende de cada uno y de cómo los veamos. Nosotros se la regalamos a Carla cuando cumplió 2 años, sin embargo Marina la ha utilizado desde los 18 meses.

En nuestro caso no es una mesa, si no una caja de luz, para nosotras (o más bien para mí) es mucho más cómodo, ya que la puedes guardar en cualquier sitio, y también la puedes llevar sin problemas.

Compramos nuestra caja de luz en mamáLUZ, pero también la podéis encontrar en jugarijugar o Slowfunkids, tres sitios de total confianza.

Ale, pues ya tenemos la mesa en casa, ya conocemos sus beneficios, y ahora qué? Cómo la usamos? Cómo jugamos con ella? Tan importante como tenerla, es saber utilizarla, y tener las ideas, los materiales necesarios,... Sin ello de nada nos servirá tener la mesa de luz, ya que no le sacaremos provecho, y al final quedará olvidada en un rincón.

Pero no hay de que preocuparse, no hay que gastar gran cantidad de dinero en materiales. Lo mejor es hacer una lista de ideas, juegos, actividades que te gustaría hacer en ella con los peques. Hay muchas actividades que puedes hacer con los peques con materiales caseros, sin necesidad de comprar nada. También hay muchas páginas en Internet donde comprar gran cantidad de material según vuestras necesidades.

Espero que os haya gustado y sobre todo, si los Reyes la traen a casa que la disfrutéis muchísimo. Y los juegos? Os han gustado? Si es así no dudéis en compartirlo.

Besos

 

2

Hoy traemos una técnica de pintar muy chula, pintar con sal y témperas

Tan chula que cuando Carla ha acabado me ha pedido más, quería hacer otro cuadro. Pero claro, dice que se los va a regalar todos a papi!! Yo le pregunto:y mamá qué? Y me contesta que yo estoy con Ella y no sería sorpresa", me la como!!!

Con esta técnica de dibujar con sal y témperas se consiguen unos dibujos con relieve y colores muy bonitos. Perfectos para regalar, colgar en su rincòn del artista,...

Con esta actividad estimulamos en ellos mucho más que la creatividad, los iniciamos en el mundo del arte de una manera muy divertida. Además, fomentamos su autoestima, ya que ven que los dibujos quedan muy bien, el color no se sale de lo marcado.

Qué necesitamos?

Cartulina o papel grueso

Pegamento blanco o cola

Sal fina

Témperas líquidas o agua con colorante alimentario

Goteros o pinceles pequeños

Sal témperas

Cómo lo hacemos?

Es muy sencillo. Con el pegamento dibujamos sobre el papel, con una cantidad generosa de pegamento.

Cola

Antes de que se seque espolvoreamos con sal fina y levantamos el papel para que la sobrante se caiga.

Pegamento y sal

Ahora vamos a pintar!!! Nosotras lo hemos hecho con gotero. Vamos cargando el gotero y echamos gotas sobre la sal. La pintura va circulando sobre la superficie de la sal.

Colores

 

Mi duda era si habría que esperar a que secase el pegamento y la sal, pero como somos unas impacientes no hemos esperado y ha quedado bien, con lo cual duda resuelta.

Una vez que terminamos de pintar sí esperamos a que seque, los colores se aclararán y queda un dibujo precioso. Además se conserva perfectamente.

Pintar con sal

Os ha gustado esta actividad para vuestros peques?? No dudéis en hacerla, les encantará!!!