Saltar al contenido

4

Hemos hecho un experimento y ha funcionado!! Por eso os lo queremos enseñar, para que vuestros niños puedan disfrutarlo, asombrarse y pintar, pintar y pintar!! Hemos hecho acuarelas flourescentes!!!

Hacer estas acuarelas es facilísimo, y tendríais que haber visto la cara de Carla cuando le dije que íbamos a hacer una pintura que brilla con la luz oscura, se puso hasta nerviosa, decía que estaba emocionada!! Jejeje, ahora me repite mucho esta frase cuando está contenta.

Sabéis que nos gusta mucho pintar, hemos probado muchas formas, de muchas maneras, y siempre o casi, casi siempre acabamos con las manos, cualquier excusa es buena para pringarnos!!!

Bueno, vamos al lío, que me empiezo a enrollar. Para hacer estas acuarelas flourescentes solamente necesitamos rotuladores fluorescentes (los colores que más nos gusten), unos cacharritos donde la vamos a hacer (uno por cada color), un poco de agua y una pizca de alcohol.

Pintar

Bien, ponemos cada mina en uno de los cacharritos, le añadimos un poco de agua y unas gotas de alcohol a cada uno. El alcohol hace que el proceso para perder el color la mina sea más rápido, así el agua se tiñe en unos pocos minutos. Si lo hiciéramos por la noche para el día siguiente, no haría falta echarle alcohol. Las minas se quedarán blancas completamente, y ha llegado el momento de disfrutar!!

Nuestra mesa de luz no tiene color negro (donde mejor se vería), hemos cogido este color rosa en su tono más oscuro, también probamos en azul oscuro, pero nos gustó más el rosa.

Os gusta? Tenéis que probarlas! Si es así contarme!

 

2

Todas las que nos conocéis sabéis de sobra que las pinturas son nuestro material favorito, cada vez que sacamos las pinturas de dedos, témperas, todos los colores, se para el mundo!!

Hace unos meses, descubrimos las acuarelas y también nos gustaron mucho. Hicimos pintura con yogur y colorante alimenticio, y más de lo mismo, diversión total. Con la pintura galáctica disfrutamos de lo lindo. Todo esto me lleva a la conclusión de que lo que nos gusta es "marranear", ensuciarnos, tocar, sentir, crear, en fin, disfrutar, como a todos los niños.

Con Marina estamos empezando a trabajar los colores, "esta pelota es roja", "el pantalón rojo es muy bonito", Ella, poco a poco irá asimilando la cualidad en cada objeto rojo que vea.

A Carla, sin embargo, le interesan otras cosas, claro. Vamos a hacer juegos donde mezclamos los colores, lo hacemos con distintos materiales y de distinta forma. De esta manera, para Ellas será un juego, distintos puntos de vista sí, y yo tendré dos objetivos distintos, uno por cada una (esto no se lo contéis, que no se enteren, jeje).

Mezclamos las témperas

Sólo nos hace falta unas témperas de los colores que queramos utilizar, algún tipo de cubilete donde hacer la mezcla y unos palillos para mezclar.

Podréis imaginar que con los colores que hicimos creamos varios dibujos!!!

Mezclamos colores líquidos

Colores Colores

Aquí necesitamos agua, colorante alimenticio, cubitera y cuentagotas. Nosotras hicimos cuatro colores, pero podéis hacer todos los que queráis, y tan sencillo como ir probando qué color sale si mezclamos éste con aquel otro.

Mezclamos plastilina

Hemos cogido pedacitos, del mismo tamaño, de plastilina, e iniciamos nuestra mezcla, amasando, poco a poco, con paciencia. Nos han salido unos colores que no teníamos y muy chulos. A Marina no le gusta mucho la plastilina aún, la toca, pero como un poco de lejos...

Mezclamos en la mesa de luz

Con palos de helado y papel de plástico, hicimos los tres colores primarios, después en la mesa de luz descubrimos qué colores aparecían al mezclarlos entre ellos. Esta actividad nos gustó mucho, ya sabéis lo que pienso de la mesa de luz. Si queréis ver más actividades en ella, mirad aquí.

Mezclamos pintura de dedos, sin mancharnos!!

En bolsas para congelar echamos un poco de témpera, nosotras hemos puesto dos colores por bolsa, pero eso a gusto. Rodillo en mano y a mezclar!!

Con estos juegos hemos aprendido que si añadimos negro a cualquier color, éste oscurece, con el blanco pasa justo lo contrario. Además descubrimos qué color se obtiene al mezclar rojo y amarillo, rojo y azul,... Pero lo mejor es que lo hemos pasado muy bien.

Les gustan a vuestros peques las pinturas, la plastilina, las mezclas, mancharse?? Contarme otros juegos con colores, así aprendemos unas de otras. Y si os gusta no dudéis en compartirlo.

Hacer un comedero para pájaros, además de muy entretenido y divertido para los niños, les enseña educación ambiental,a cuidar del entorno y de los seres vivos que lo habitan y sobre todo respetarlos.

Esta actividad, la pueden desarrollar en su mayoría ellos solitos (recomiendo a partir de 3 años). De esta manera aumentamos su autonomía y autoestima. Es una actividad muy sencilla, pero que les gustará mucho por su relación con los animales.

Podemos hacer el comedero, colgarlo en un árbol y espiar escondidos (esto le encantó a Carla, Marina se puso un poco nerviosa) hasta ver aparecer y comer de él a algún pajarito.

Materiales:

  • Alpiste
  • Moldes para cortar galletas
  • Bandeja
  • Papel de aluminio
  • Pajitas
  • Tijeras
  • Gelatina neutra (nunca de sabores, ya que llevan azúcares que pueden hacer daño a los pájaros)
  • Cuenco
  • Agua
  • Cuerda o cualquier cinta

Cómo lo hacemos:

  • Forramos la bandeja con papel de aluminio y colocamos en ella los moldes de las galletas

Cómo lo hago

  • En un cuenco preparamos un poco de gelatina (siguiendo las instrucciones del envase). En este paso el adulto calienta el agua, los peques pueden echar la gelatina y remover con cuidado hasta que se disuelva por completo. La cantidad dependerá de la cantidad de alpiste que queramos preparar. Debemos formar una especie de pasta, el alpiste no debe flotar en la gelatina, más bien quedar compactado.
  • Una vez que la gelatina está disuelta, la añadimos al cuenco con el alpiste y removemos para que se mezcle bien. A partir de aquí,y este paso, lo pueden hacer los niños sólos, estamos con ellos para ayudar siempre que lo necesiten.
  • Con una cuchara vamos rellenando los moldes de las galletas con el alpiste ya preparado, compactándolo muy bien con una cuchara o con los dedos.

Cómo lo hago

  • Cortamos una pajita en trozos y la clavamos en el lugar que queramos que luego pase la cuerda para colgarlos. Dejamos que la gelatina se solidifique, un par de horas en la nevera bastará.
  • Una vez que la gelatina endureció,podemos desmoldamos nuestras figuritas.
  • Para pasar la cuerda de un lado a otro, lo haremos a través de la pajita, una vez que esté la cuerda dentro de la pajita, arrastramos ambas juntas hacia el otro lado. Retiramos la pajita, abusamos la cuerda y ya tenemos listo nuestro comedero para pájaros.

Cómo lo hago

  • Sólo nos queda buscar los árboles idóneos, donde tengamos un sitio para escondernos y poder espiar a los pajaritos que quieran probar nuestro manjar.

Os gusta la idea? Os animáis a hacerla? Será divertido y enriquecedor!!

 

 

Papá Noel y los Reyes magos están llegando, y qué mejor que un cuento? Os traigo tres cuentos de https://es.literaturasm.com/#gref, dos de ellos son para Carla y uno para Marina.

Amor. Love

Cuentos sm

Es uno de los cuentos de la colección"emociones en verso" de la editorial https://www.instagram.com/literaturasm/

Un cuento en verso, para trabajar las emociones entre padres e hijos. Además es bilingüe; inglés y español. Esto me encanta, es una manera perfecta para iniciar a los niños en el inglés.

Es muy fácil de seguir, ya que es un poema, los niños se lo aprenden en seguida, incluso podemos ponerle música y crear una canción.

Las ilustraciones son elegantes y tiernas, llaman mucho la atención de los peques por sus tonalidades doradas y brillantes.

La última frase me llamó mucho la atención, porque se la repito mucho a mis hijas, "...me doy cuenta de que te quiero por más razones que estrellas hay en el cielo".

Un día con Luis y Lula

Literatura sm

Luis y Lula nos muestran los hábitos del día a día. Quién se vestirá primero?, Qué van a desayunar? Quién recoge los juguetes?

Este libro es para Marina, y he de decir que le ha gustado mucho. Es muy divertido para Ella ya que tiene solapas y lengüetas, así va descubriendo cosas nuevas.

Le gusta levantar las solapas y dice: "ohhh". Ahora ya dice muchas palabras, y al leerlo tantas veces y repetirle los nombres de las imágenes, ha aprendido varías más.

 

Mi primer atlas

Literatura sm

En este libro descubrimos los cinco continentes, sus países, ciudades, monumentos más típicos, animales que viven en cada uno. Los millones de personas de razas y culturas diferentes que los habitamos.

En este viaje por los continentes nos acompaña Juan, un niño muy simpático, que está presente en todas las páginas y lo tenemos que encontrar!

He de decir que este libro está recomendado para niños de 3 a 6 años. Pero nosotras ahora nos fijamos en cómo es cada continente, cuál es el nuestro, los diferentes animales que habitan en cada uno, los conocemos a todos? Vemos los monumentos tan chulos y cómo van vestidos sus habitantes.

Un secreto? Este libro le ha gustado a papá más que a nadie!!

 

Os tengo que contar dónde conseguí estos cuentos, porque aluciné.

La tienda se llama Uppali , en el mismo establecimiento tienen de todo!!! Material de papelería, de manualidades, literatura infantil y juvenil. Como os decía, de todo!! Os podéis imaginar qué cargamento hice. Todo lo que necesito en la misma tienda.

El trato súper cercano, amable y respondiendo a todas mis preguntas (que fueron muchas). Me contaron que hacen talleres para conocer las técnicas de trabajo y los materiales, tanto para niños como adultos.

Bueno, espero que me contéis qué le van a traer los Reyes a vuestros peques.

Besos

 

 

 

2

Mi peque mayor empieza el colegio por primera vez, "el cole de los mayores" dice Ella, y yo digo el cole con sólo 3 añitos. No lo puedo evitar, tengo sentimientos encontrados.

Por una parte siento angustia; cómo lo afrontará, por otro lado pienso que va a ir muy bien, ya ha estado en la guardería y le encantaba, lo pasaba en grande. Llevaba ilusionada y salia feliz.

Primer día de colegio

Aún así, siento que es la primera vez que se enfrenta a un sitio desconocido, a personas desconocidas, en fin. En la guardería entró con 9 meses y ha crecido con Ellas, mis chicas que las llamo yo. Ahora tendrá amiguitos nuevos y un centro escolar nuevo y muy grande. Siento cierto modo, cierta pena.

Por otro lado es una niña que se adapta muy bien, es muy buena y comprensiva. Acepta las normas de buen grado. Hemos estado estos últimos dos meses juntas las 24 horas, yo cogí permiso en el trabajo y hemos disfrutado del verano con la familia, esto conlleva otras rutinas, otros horarios, otra casa, irnos al pueblo, otras normas.

A principios de septiembre volvimos a casa pensando en ir adaptándonos poco a poco a lo que va a ser nuestras rutinas, e ir haciendo más fácil el inicio escolar:

* Empezamos regulando los horarios, sobre todo de sueño, ir adaptándolo al que va a ser durante el curso.

* Antes de empezar el proceso de adaptación la llevé a visitar su nuevo colegio. No pudimos conocer a su maestra, pero sí vimos el cole, su clase llena de juegos y el patio.

* Recogimos el uniforme, le íbamos preguntando si le gustaba, si se lo veía bien, si quería baby o no.

* Los tres días anteriores al inicio de adaptación fuimos tachando los días en el calendario, y teníamos marcado en rojo el primer día de colegio.

* Al lado del colegio hay un parque infantil, una mañana fuimos y le explicamos lo cerquita que está, que algunos días podríamos quedarnos a la salida.

Llega el día, el día marcado en rojo, yo estaba con un sentimiento raro, un poco de añoranza por mi bebé, ha crecido muy rápido y ya es toda una niña, parece una mujercita. Pues bien, ese sentimiento no podía mostrárselo a Ella. Entré a la habitación y la desperté con alegría, calma, serenidad.

Llegamos al colegio y los papás podríamos quedarnos allí, Carla quería enseñarnos todo y descubrir cada rincón de su clase. Se mostraba feliz. Al cabo de media hora, Ella se quedó en clase tranquila y yo salí de allí teniendo la certeza de que todo iba a ir bien.

Al día siguiente, los papás no entramos en clase. Durante el camino la iba animando y explicándole que no entraría en su clase con Ella, y su respuesta me sorprendió:"claro mamá, el cole es para niños, las mamás no vienen". Mi niña es mayor.

Llegamos a la puerta de clase, me dió un beso y le dije que en un rato volvía a recogerla. Pasó dentro sin pensarlo, al salir se me saltaron las lágrimas.

En definitiva, cualquier cambio lleva su proceso de adaptación, y mientras más calmados y tranquilos estemos los padres, más fácil será para nuestros pequeños. Y aunque nosotros estemos angustiados, jamás lo mostraremos a los niños.

Por último, desearos suerte a todos los que estáis pasando por este período.

"Mira que mira mirando, me encontré un bicho muy raro, era parecido a un huevo...", así empieza este cuento, un libro de cartón duro y de formato pequeño (lo que viene muy bien para pequeños lectores, que aún no tienen muy desarrollada su motricidad).

Cuento

Lo podemos considerar un libro-juego, es una​historia sin fin, un cuento que no se termina nunca, ya que su final está enlazado con el principio.

Texto en verso, con lo que podríamos buscarle una canción, y a la vez que leemos, jugamos, cantamos, compartimos un rato y trabajamos el ritmo. Ójala de pequeña lo hubieran trabajado conmigo, por qué lo que es ritmo cantando....ni se lo que significa, jejeje.

La historia es sencilla: comenzamos observando un bicho muy raro. Para ser exactos parece un huevo. Pero al ir pasando las páginas, vemos que le van apareciendo manos, nariz, rabo,... Al llegar al final de la historia, el libro nos dice que le demos la vuelta para seguir leyendo y veremos que es un ratón!!!!

Cuento bicho extraño

A partir de darle la vuelta al cuento, podemos leer las líneas que antes teníamos al revés, boca abajo. Al ratón le cae un rayo y del susto va perdiendo partes del cuerpo, hasta quedarse como lo vimos al principio: mondo, lirondo y pelado.

De nuevo, la última página nos invita a darle la vuelta y volver a empezar.

FICHA TÉCNICA:

  • Título: Un bicho extraño
  • Publicado: junio 2009
  • Autor: Mon Daporta y Óscar Villán
  • Editorial: kalandraka
  • Formato: tapa dura, 12 páginas

Este cuento está editado en tres colores únicamente, con lo que se nos ocurrió hacer estos ratoncitos para darle un poco de color.

Ratoncitos coloridos

Ahora buscamos elementos cotidianos que puedan ser un ratón, mejor dicho, que parezca un ratón, y encontramos éstos

Rulo papel

Cáscara nueces

Qué os parece?? Os animáis a leerlo, a hacer actividades, y por supuesto a contarme las que se os ocurran a vosotros o vuestros peques!!!

P.D. Estado atentas a redes sociales, muy pronto subiré vídeo relacionado, os va a encargar!!!!!!!

20

Siempre me ha gustado mucho la cocina, no soy muy vanguardista, más bien tradicional, me gusta mucha la cuchara, excepto cuando llegan estos calores que tenemos ahora.

A partir de ahora cada lunes subiré una receta, espero que os gusten y, sobre todo, que las disfrutéis.

Lasaña de calabacín sin pasta ni bechamel

Esta es una de las típicas recetas que nos gustan para verano, no es pesada, se prepara rápido y baja en calorías!!!! Esta lasaña está buenísima, hacerla y probarla, estoy segura que os va a gustar mucho, y los peques se la comen sin problemas, por lo menos a Carla le gusta mucho.

Con estos ingredientes sale una comida para cuatro personas.

INGREDIENTES:

  • 3 calabacines
  • Queso en lonchas
  • Jamón York, jamón serrano o pavo
  • Cebolla mediana
  • Vino blanco
  • Sal
  • Queso para gratinar
  • Aceite de oliva

Empezamos partiendo los calabacines a lo largo, nos hacen falta dos y medio, la primera y última loncha que sacamos la reservamos (tiene mucha piel y le cuesta hacerse) pero no la tiramos. Estas láminas de calabacines las hacemos un poco a la plancha.

Lasaña calabacín

Cuando ya estén, empezamos a montar la lasaña, a mi personalmente me gusta poner en el finde de la bandeja un poquito de tomate frito, para evitar que se pegue. Una capa de calabacín, una capa de jamón york y una capa de queso, así sucesivamente hasta tenerla toda.

Montar lasaña

Con el medio calabacín que hemos guardado y añadiendo los pieles que reservamos, hacemos un picado, no hace falta que sea muy pequeño, lo ponemos en la sartén con un poquito de aceite de oliva virgen extra y la cebolla picada. Lo pochamos todo y le añadimos un chorro de vino blanco, dejándolo que pierda el alcohol.

Lasaña calabacín

Lo trituramos con la batidora, y esto es lo que va a ser nuestra bechamel!!! Lo añadimos por encima y le ponemos el queso especial para gratinar.

Lasaña calabacín

Metemos al horno, previamente calentado, unos 20 minutos a 180 grados y lista para comer!!!!

Lasaña calabacín

Cómo habréis visto hay alguien en casa que no le gusta el queso, pues sí, soy de esas personas raras a las que no le gusta el queso, y me da mucha pena, porque hay infinitas recetas que llevan queso, y en algunas se puede arreglar para mí, pero hay otras que no...

Si la hacéis contarme qué tal, si os ha gustado, si vais a repetir.

Pequeña en la jungla

Un cuento escrito e ilustrado por Marta Altés, y editado por Blackie Books.Cuento

Pequeña es una monita que vive en la jungla, nunca puede hacer nada debido a su tamaño. Todo es demasiado alto, demasiado peligroso o demasiado profundo. Y es que ser pequeña en la inmensidad de la jungla debe ser muy duro.

Pequeña

Un día decide que ya está harta de esta situación. Decide que nunca más se sentirá pequeña en la jungla. Va a ser valiente y Ella sola se va a adentrar en la jungla, va a subir al árbol más alto.

Va a vivir grandes aventuras y superará retos. Durante el camino encuentra animales más pequeños que hacen grandes cosas. Se conocerá mejor a sí misma, valorará sus capacidades.

El mundo es inmenso, lleno de peligros, pero también es un lugar precioso lleno de aventuras; hay que perder el miedo y con valentía podemos llegar a conseguir lo que nos proponemos.

Pequeña en la jungla

Ficha del libro

  • Tapa dura: 32 páginas
  • Edad recomendada: a partir de 3 años
  • Editor: Blackie Bolis (1 de febrero de 2017)
  • Idioma: español

 

Anoche hicimos otra receta nueva, se pusieron muy de moda, pero en casa no los habíamos hecho, ahora me arrepiento de no probarlos antes.

INGREDIENTES

1 cebolla pequeña

3 palitos de suprimir o 2 latas de atún o lonchas de pavo

1 tomate pequeño

Quedó rallado o queso fresco

4 huevos

Sal, pimienta y orégano

PROCEDEMOS

1. Picamos todos los ingredientes al gusto, en mi caso, como los moldes que tengo son muy pequeños, los piqué mucho.

2. Ponemos en los moldes, repartiendo en todos estos ingredientes picados, cebolla, yo el atún, tomate y queso fresco picado, previamentes habremos engrasado los moldes. Podéis cambiar los ingredientes al gusto.

3. Batimos los huevos y salpimentamos.

4. Repartimos el huevo batido en los moldes.

5. Ponemos el orégano encima de cada muffin.

6. Metemos al horno, previamente calentado a 200 grados centígrados, durante 15 minutos, calor sólo abajo.

7. Dejamos enfriar un poquito y desmoldamos, listos para denotar!!!!

Ahora os pongo las fotos del proceso con mi gran ayudante

Receta muffin

 

Yo lo acompañé de ensalada de nuestro huerto!!!!!!

Ensalada huerto

Probarlos que os va a encantar, y a vuestros peques también, Carla se comió dos!

 

 

 

4

Mañana merendamos helado!!!!

Esta tarde la actividad ha sido culinaria, hemos hecho helados de yogur y fruta! Estos helados son sanos, nutritivos y rápido de hacer, os pongo la receta

300 gr yogur griego natural sin azúcar

200 gr de la fruta elegida, en nuestro caso han sido fresas

100 ml de agua

50 gr azúcar

Helado de yogur

Hemos elegido fresas porque es una fruta que Carla se la comía genial, pero de un tiempo hacia acá dice que no le gusta, y nada, que no hay manera de dársela. Vamos a probar a ver si así, engañándola con el helado se la come.

La elaboración, empezamos haciendo un almíbar, ponemos el agua y azúcar al fuego, removiendo hasta que se disuelva completamente, y dejamos que enfríe un poco.

La fruta la trituramos lo máximo posible, yo he utilizado la batidora, pero si os gusta con trocitos de puede hacer con el tenedor. La mezclamos con el yogur y con el almíbar.

Yogur

Ahora sólo nos queda rellenar los moldes, yo tengo estos que me regaló mi hermana, son de http://www.flytiger.com, no los habíamos estrenados hasta hoy.

Helado yogur

Los ponemos en el congelador, mínimo tres horas. Deseando estamos de probarlos, lo peor de todo ha sido la espera, la primera media hora no paraba de preguntarme; "mamá, están ya?", Menos mal que después se le han olvidado, jejeje.

Vais a hacer estos helados? Qué fruta vais a elegir??