Saltar al contenido

4

Hemos hecho un experimento y ha funcionado!! Por eso os lo queremos enseñar, para que vuestros niños puedan disfrutarlo, asombrarse y pintar, pintar y pintar!! Hemos hecho acuarelas flourescentes!!!

Hacer estas acuarelas es facilísimo, y tendríais que haber visto la cara de Carla cuando le dije que íbamos a hacer una pintura que brilla con la luz oscura, se puso hasta nerviosa, decía que estaba emocionada!! Jejeje, ahora me repite mucho esta frase cuando está contenta.

Sabéis que nos gusta mucho pintar, hemos probado muchas formas, de muchas maneras, y siempre o casi, casi siempre acabamos con las manos, cualquier excusa es buena para pringarnos!!!

Bueno, vamos al lío, que me empiezo a enrollar. Para hacer estas acuarelas flourescentes solamente necesitamos rotuladores fluorescentes (los colores que más nos gusten), unos cacharritos donde la vamos a hacer (uno por cada color), un poco de agua y una pizca de alcohol.

Pintar

Bien, ponemos cada mina en uno de los cacharritos, le añadimos un poco de agua y unas gotas de alcohol a cada uno. El alcohol hace que el proceso para perder el color la mina sea más rápido, así el agua se tiñe en unos pocos minutos. Si lo hiciéramos por la noche para el día siguiente, no haría falta echarle alcohol. Las minas se quedarán blancas completamente, y ha llegado el momento de disfrutar!!

Nuestra mesa de luz no tiene color negro (donde mejor se vería), hemos cogido este color rosa en su tono más oscuro, también probamos en azul oscuro, pero nos gustó más el rosa.

Os gusta? Tenéis que probarlas! Si es así contarme!

 

2

Todas las que nos conocéis sabéis de sobra que las pinturas son nuestro material favorito, cada vez que sacamos las pinturas de dedos, témperas, todos los colores, se para el mundo!!

Hace unos meses, descubrimos las acuarelas y también nos gustaron mucho. Hicimos pintura con yogur y colorante alimenticio, y más de lo mismo, diversión total. Con la pintura galáctica disfrutamos de lo lindo. Todo esto me lleva a la conclusión de que lo que nos gusta es "marranear", ensuciarnos, tocar, sentir, crear, en fin, disfrutar, como a todos los niños.

Con Marina estamos empezando a trabajar los colores, "esta pelota es roja", "el pantalón rojo es muy bonito", Ella, poco a poco irá asimilando la cualidad en cada objeto rojo que vea.

A Carla, sin embargo, le interesan otras cosas, claro. Vamos a hacer juegos donde mezclamos los colores, lo hacemos con distintos materiales y de distinta forma. De esta manera, para Ellas será un juego, distintos puntos de vista sí, y yo tendré dos objetivos distintos, uno por cada una (esto no se lo contéis, que no se enteren, jeje).

Mezclamos las témperas

Sólo nos hace falta unas témperas de los colores que queramos utilizar, algún tipo de cubilete donde hacer la mezcla y unos palillos para mezclar.

Podréis imaginar que con los colores que hicimos creamos varios dibujos!!!

Mezclamos colores líquidos

Colores Colores

Aquí necesitamos agua, colorante alimenticio, cubitera y cuentagotas. Nosotras hicimos cuatro colores, pero podéis hacer todos los que queráis, y tan sencillo como ir probando qué color sale si mezclamos éste con aquel otro.

Mezclamos plastilina

Hemos cogido pedacitos, del mismo tamaño, de plastilina, e iniciamos nuestra mezcla, amasando, poco a poco, con paciencia. Nos han salido unos colores que no teníamos y muy chulos. A Marina no le gusta mucho la plastilina aún, la toca, pero como un poco de lejos...

Mezclamos en la mesa de luz

Con palos de helado y papel de plástico, hicimos los tres colores primarios, después en la mesa de luz descubrimos qué colores aparecían al mezclarlos entre ellos. Esta actividad nos gustó mucho, ya sabéis lo que pienso de la mesa de luz. Si queréis ver más actividades en ella, mirad aquí.

Mezclamos pintura de dedos, sin mancharnos!!

En bolsas para congelar echamos un poco de témpera, nosotras hemos puesto dos colores por bolsa, pero eso a gusto. Rodillo en mano y a mezclar!!

Con estos juegos hemos aprendido que si añadimos negro a cualquier color, éste oscurece, con el blanco pasa justo lo contrario. Además descubrimos qué color se obtiene al mezclar rojo y amarillo, rojo y azul,... Pero lo mejor es que lo hemos pasado muy bien.

Les gustan a vuestros peques las pinturas, la plastilina, las mezclas, mancharse?? Contarme otros juegos con colores, así aprendemos unas de otras. Y si os gusta no dudéis en compartirlo.

2

Al hablar de motricidad nos referimos a la capacidad de los niños para dominar su cuerpo.Pueden ser movimientos con la totalidadde su cuerpo (motricidad gruesa) o las acciones que requieren mayor precisión , y para las qe se precisa una coordinación óculo-manual, como coger cosas con las yemas de los dedos, rascar, ... (motricidad fina).

La psicomotricidad fina se necesita para todas las actividades que realizamos específicamente con las manos.

  • escribir, dibujar, pintar
  • punzar, rasgar
  • usar herramientas
  • coser
  • coger cubiertos
  • amasar, moldear

Es a partir de los 18 meses, cuando empezamos a estimular con ejercicios. Os propongo unas actividades-juegos que yo practico con Marina (18meses), y a las que Carla le ayuda siempre.

  1. Hacemos cosquillas en la palma de la mano, para ello hay muchas canciones con el fin de motivar. " si te pica la pulga ráscatela, ráscatela", "pon gallinita pon, pon gallinita un huevo...
  2. Jugar con plastilina, amasar

Moldear plastilina

3. Pegar y despegar pegatinas. Esto le encanta a Marina, bueno, a Carla también. Las pegan por todas partes, sobre todo les gusta pegarlas en  la puerta de su habitación.

4.Desenvolver caramelos, o simplemente le envolvemos sus juguetes en papel de aluminio o papel  de regalo.

5. Trasvases, ya sean de materia seca o líquidos. Yo el agua la dejo siempre para verano.

motricidad fina

6. Enroscar tapones de botellas.

7. Atornillar usando juego de tuercas, yo tengo de las de verda, pero para Marina aún pesan mucho.

8. Jugar a bloques de construcción. Otra actividad que nos gusta mucho, y sobre todo tirar las torres construidas.

9. Hacer pedacitos de papel, creo que esta actividad les gusta a todos los niños. Lo mejor es utilizar distintos tipos de papel, con distintos grosores, texturas,...

10. Garabatear, dibujar. Dejándoles ceras que sean blanditas, pincel, pintura de dedos.

11. Introducir palitos, pagitas, pompones.

motricidad fina

12. Coser, esto lo podemos hacer en casa nosotras mismas o existen en el mercado muchos juegos de este tipo.

13. Por supuesto, siempre que llegue la hora de la comida, le dejamos la cuchara a mano para que la coja si le apetece y vaya practicando. Yo esto empecé a hacerlo hace mucho meses, y Marina ya come genial tanto con la cuchara como con el tenedor.

Espero que os sirvan y sobre todo que las pongais en práctica. Ya me contais qué tal os va, si le gustan a los peques, y recordar, que si no le apetece, se detiene el juego y se deja para cuando estén receptivos.

Besos