Saltar al contenido

Vamos a hacer un comedero para pájaros

Hacer un comedero para pájaros, además de muy entretenido y divertido para los niños, les enseña educación ambiental,a cuidar del entorno y de los seres vivos que lo habitan y sobre todo respetarlos.

Esta actividad, la pueden desarrollar en su mayoría ellos solitos (recomiendo a partir de 3 años). De esta manera aumentamos su autonomía y autoestima. Es una actividad muy sencilla, pero que les gustará mucho por su relación con los animales.

Podemos hacer el comedero, colgarlo en un árbol y espiar escondidos (esto le encantó a Carla, Marina se puso un poco nerviosa) hasta ver aparecer y comer de él a algún pajarito.

Materiales:

  • Alpiste
  • Moldes para cortar galletas
  • Bandeja
  • Papel de aluminio
  • Pajitas
  • Tijeras
  • Gelatina neutra (nunca de sabores, ya que llevan azúcares que pueden hacer daño a los pájaros)
  • Cuenco
  • Agua
  • Cuerda o cualquier cinta

Cómo lo hacemos:

  • Forramos la bandeja con papel de aluminio y colocamos en ella los moldes de las galletas

Cómo lo hago

  • En un cuenco preparamos un poco de gelatina (siguiendo las instrucciones del envase). En este paso el adulto calienta el agua, los peques pueden echar la gelatina y remover con cuidado hasta que se disuelva por completo. La cantidad dependerá de la cantidad de alpiste que queramos preparar. Debemos formar una especie de pasta, el alpiste no debe flotar en la gelatina, más bien quedar compactado.
  • Una vez que la gelatina está disuelta, la añadimos al cuenco con el alpiste y removemos para que se mezcle bien. A partir de aquí,y este paso, lo pueden hacer los niños sólos, estamos con ellos para ayudar siempre que lo necesiten.
  • Con una cuchara vamos rellenando los moldes de las galletas con el alpiste ya preparado, compactándolo muy bien con una cuchara o con los dedos.

Cómo lo hago

  • Cortamos una pajita en trozos y la clavamos en el lugar que queramos que luego pase la cuerda para colgarlos. Dejamos que la gelatina se solidifique, un par de horas en la nevera bastará.
  • Una vez que la gelatina endureció,podemos desmoldamos nuestras figuritas.
  • Para pasar la cuerda de un lado a otro, lo haremos a través de la pajita, una vez que esté la cuerda dentro de la pajita, arrastramos ambas juntas hacia el otro lado. Retiramos la pajita, abusamos la cuerda y ya tenemos listo nuestro comedero para pájaros.

Cómo lo hago

  • Sólo nos queda buscar los árboles idóneos, donde tengamos un sitio para escondernos y poder espiar a los pajaritos que quieran probar nuestro manjar.

Os gusta la idea? Os animáis a hacerla? Será divertido y enriquecedor!!

 

 

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *